Posts Tagged ‘Marruecos

21
Oct
08

Marruecos

Punto alto si los hubo!
El viaje a Marruecos fue una demencia, desde la ida a al viaje en si mismo.
Salimos sin mucha noción de precios desde Granada, luego de ver la Alhambra, hacía Algeciras el lugar para hacer el cruce de continentes. Allí llegamos en el horario de la tarde noche para tomarnos un ferry y llegar en un par de horas para luego subirnos a un tren hacía Marrakech y llegar en la mañana, todo eso fue lo que teníamos planeado pero el problema fue que al llegar nos comunican que no podíamos cruzar de noche porque el hay una diferencia horaria de 2 con España y teníamos visa para el otro día, entonces se pincho todo! De ahí nos fuimos en busca de un hostel para pasar la noche y salir al otro día en la tarde.
Al otro día vamos a la terminal y nos vuelven a comunicar que el ferry se atraso 1 hora y que debíamos esperar, seguimos esperando y lo logramos.

El Ferry era lo más parecido al Buquebus, la única diferencia era el olor a hombre trabajar y curry que se impregna por todos lados muy característico del país al que nos dirigimos. Entre juegos de mesa, alguna magadalena y una pelea entre Moros llegamos a Tanger. una ciudad puerto que nos dijeron que estuviéramos los menos posible.

De ahí nos fuimos, regateando, en taxi hasta la terminal de trenes que por suerte llegamos a tiempo y nos lo tomamos. Este demoro, tan solo, 11hs en asientos no reclinables y con Señores que te miran, más a las chicas, y otros que piden el ticket cada 3 horas.

Llegamos a Marrakech luego de mucho y con ganas de ver que era. Nos tomamos unos taxi hasta la Medina, la zona de comercios, ferias, plaza y demás, buscamos hotel, y encontramos, regateando, uno que estaba bien, al mejor estilo casa patio, conventillo del barrio Sur, con baños compartidos y cuartos hacia un gran patio central, muy coqueto.

Ahí nos quedamos el día, paseamos, compramos alguna cosita, comimos cosas típicas, y todo lo que hay que hacer en estas ciudades. En la tarde se nos avisa de una reunión para ir al desierto junto a otros compañeros de la generación que estaban en el mismo hotel y sin muchas vueltas decidimos ir dos noche al desierto! sisi, con camellos y todo. Con la euforia de lo que nos iba a pasar fuimos a cenar y a prepararnos para la travesía.

Al otro día temprano salimos en dos camionetas de escolares hacia el desierto, en total eramos 32 personas, 31 de arquitectura y un Mendozino. Metimos ruta y la cosa venía rara, unos pases mágicos de dinero entre el organizador y los choferes, pero ta! confiemos.

Allá fuimos rumbo al desierto, nos pararon en un centro dentro del Atlas que solo había restoranes de Tajine y animales a la parrilla, allá comieron los chicos y yo espere con unos bizcochos del centro de Marrakech.
Seguimos camino durante un rato largo hasta la noche donde nos encontramos con un tramo montañoso y de repente no había mas ruta! la lluvia se había llevado el tramo y bueno como buenos aventureros que somos y con la gran capacidad de Rajim, nuestro conductor, nos metimos por el ‘lago’, estuvo muy bueno.
Luego de la pequeña asaña, nos metimos entre dos montañas y ahí mismo estaba el hotel, sisi, en la Garganta de Tundra, un lugar increíble.

Bajamos, cruzamos un arroyito sobre las piedras y nos metimos en el Hotel, y nos dice el portero – gerente – dueño que nos tocaba dormir en el Salón, si! en el Salón que Tufik, nuestro agente de viajes, le dijo que dormíamos todos juntitos en el Salón, asi que nos toco colchón, en el lugar donde se fuma Narguila algo muy exótico.
Luego de un baño nos fuimos a cenar, todo muy rico y la nena muy linda, comimos tajine, que es lo más parecido a un Chicken Pie de mi papá pero solo de verduras, con mucho curry y esas especies.

Al otro día nos fuimos temprano rumbo, ahora si, al desierto. Metimos ruta hasta un restorán donde comimos Papas fritas con omellette de queso, sisi, en la mitad de Marruecos a pasitos de Argelia. Seguimos y se nos ocurrió que estaría bueno comprar unos vinitos para el desierto, que estaría bueno, pero el problema es que en este gran país no se puede tomar alcohol, asi que gran problema, pero el gran Rajim nos llevo a un lugar donde se vende y compramos para llevar.

Asi llegamos a al desierto, previmos llegar a la tarde y llegamos a las 19hs, casi de noche y lo mejor fue ver 32 camellos sentaditos esperando por nosotros, fue increible. Nos metimos en un Hotel llamado Nasser a las orillas del desierto, cambiada de ropa, armado de bolsito y al camello!
Salgo y elijo uno, y bueno con la suerte que me acompaña tomo uno, y fue el más joven de la manada y no estaba acostumbrado a la caravana. Me subo y bicho tranquilito, camina un poquito y se me pone como loco que quería soltarse, fue como estar en las domas del Prado, casi me voy al cara… pero no! pude dominarlo y vino uno de los morenos, Mokorro, y lo solto, así fue que me llevo al dromedario y a mi solitos por el desierto entre la caravana, todo bien!

Nos esperaron con unas tiendas re buenas, y un cena espectacular, Tajine, tomamos unos vinos, y salió fogata con canciones y tambores, estuvo muy divertido. Luego nos llevaron a la duna más grande la zona, a pie obviamente, y fue lo mejor, el cielo era increíble y la vista maravillosa.

A las 6am nos despertaron para irnos, cortita pero buena, salimos al hotel, pero no cometí el error de subirme al mismo camello, peor, me agarré uno que tenía mal la silla y se iba para adelante, un desastre. Llegamos al hotel, baño y desayuno, apronte de mochila y salida hacía Marrakech por que a las 21hs de ese día nos tomábamos el tren a Tanger. Salida todo bien hasta un lugar, donde nos dicen que el puente que habíamos cruzado el día anterior fue derribado por las lluvias y que no podíamos pasar, y bueno! dijo Rajim nos vamos por el desierto! jejeje. Allá las dos combies, más dos 306 y tres Land Crusier, de otras excursiones nos adentramos en el desierto de piedras para llegar a nuestro destino.
El camino fue super dificil, se quedo uno de los 306 entre el barro, la otra combie perdió parte de su paragolpe y después se quedo trancada en la arena, una locura, en verdad fue Turismo Aventura!!! jeje.

Llegamos a la terminal de trenes a las 23hs y obviamente no llegamos al tren, esperamos en la calle hasta las 5am y nos fuimos en uno que demoraba 11hs más un trasbordo. Nos metimos en un camarote hasta el trasbordo, nos bajamos en Casablanca, y nos dieron un puente de 1h para tomar un café. Volvimos, nos tomamos el otro tren y agarramos otro camarote, este fue super difícil de mantener, porque era para 8 y eramos 4, y lo peor es que veian chicas y los tipos se metían, pero el hombre presente los echaba diciendo: Nono.

La travesía aún no termina, llegamos a Tanger a las 16hs, copados por el buen tiempo hecho y poder tomar un ferry a las 17hs, pero paso que el de esa hora no salia asi que tuvimos que esperar hasta las 21hs que saliera el otro, entre cafes, sandwiches, palmitas y medio tiempo de Real Madrid y Juventus, en un bar lleno de marroquíes, nos tomamos el ferry.
Teníamos sueño así que cualquier lugar era bueno para dormir y no mejor que al lado de Mesquita del Barco, orientados a la Meca. Nos despertó el señor de los boletos para decir que habíamos llegado, nos fijamos la hora y eran las 2am, no los podíamos creer, en vez de durar 2,5hs demoro 4,5hs, y lo peor eran las dos horas de diferencia por lo que en Algeciras eran las 4am. Así llegamos al hostel a las 5am y nos dormimos las 6am.

Y todo esto fue solo por Marruecos que será unos de los puntos altos del viaje!

Plaza de Marrakech noche de feria

Plaza de Marrakech noche de feria

La garganta de Tundra

La garganta de Tundra

Dromedarios

Dromedarios